Miguel de la Rosa, 32 años de trayectoria en el ámbito musical

“Nosotros somos formadores de músicos, porque es lo que casi produce Jerez”, dijo en entrevista.

Por Sandra de la Torre y Raúl Bañuelos

“Los músicos no somos cualquier persona, damos trabajo, de ahí se mantienen muchas familias; trabajamos fuera y nos traemos nuestro dinero a gastar a Jerez, pero eso no lo entienden muchas personas”, mencionó Miguel de la Rosa Sánchez, reconocido músico dentro del género de mariachi.

Con 32 años de trayectoria en el ámbito musical, Miguel de la Rosa Sánchez se ha convertido en uno de los músicos de Mariachi más destacados de Jerez; en los 80`s y con 15 años de edad, inició su debut en el Mariachi Jerez, que entonces lideraban los señores de apellido Canel.

Además de dicha agrupación, en esos tiempos existía el Mariachi Águila Azteca de “El Chino” y El Continental, de Román Bibiano, mismo que en ese tiempo era el más popular por su fama y prestigio, por lo que al ir perfeccionando el manejo del violín y la trompeta, que son los instrumentos que más domina, Miguel de la Rosa ingresó a trabajar a esta última agrupación en donde cosechó grandes satisfacciones.

“Trabajo había mucho; era de amanecerse. En el tiempo que estuve con el Mariachi Águila Azteca nos presentamos en los tapancos de la Feria con Pepe Saldaña…El Continental era más de lujo y las presentaciones eran más bien en los palenques, pero todos los Mariachis que existían no se daban abasto para dar atención a las presentaciones y a los clientes que salían a dar la vuelta a Jerez”.

“Muchos de quienes integraban esas agrupaciones ya han fallecido; recuerdo a Roberto Galván que vivía por la calle Tres cruces, Valentín Galván… los tiempos han cambiando, ya ni palenques hay… dentro del Águila Azteca me tocó acompañar al señor Luis Perena, ya con el Continental pudimos acompañar a artistas como Juan Gabriel, Vicente Fernández, Pandora, entre otros”.

Incluso, con el Continental, se tuvo una participación en el programa del canal de las estrellas, Siempre en Domingo, en donde estuvieron acompañando a Ángeles Ochoa en homenaje al compositor de Fresnillo, Tomás Méndez; también participaron en una gira con Antonio Aguilar, misma que duró como cuatro o cinco meses.

“A Antonio Aguilar lo movían en aquel tiempo muchas caravanas… un promotor le pedía las fechas y se encargaba da agarrar mariachi, y era muy amigo de Román, así que nos llevaba… nos íbamos a Guadalajara cada cinco meses y de ahí partíamos a donde fuera la caravana”.

Sin duda Miguel de la Rosa Sánchez ya traía el gusto por la música en la sangre; su padre también era músico, mariachi; desafortunadamente fallece a una edad muy temprana dejando a su familia desamparada; Miguel apenas tenía diez años y como primogénito fue necesario apoyar con los gastos familiares.

“La primaria la acabamos a gritos y sombrerazos, mi papa nunca nos enseñó a tocar algún instrumento, pero la necesidad hace a uno aprender, así que sobre la marcha iba estudiando la música y trabajando…”, relató Miguel de la Rosa en entrevista para La Voz de Jerez.

Para el 2001 aparece el Mariachi Internacional de Miguel de la Rosa… “ya cuando habíamos recorrido todos los grupos mis hermanos y yo decidimos organizarnos… era una especie de, sí nos va bien le seguimos y sí no ahí le dejamos”.

Hasta la fecha continúa la agrupación, y no sólo eso, sino que además nuestro valor jerezano ofrece sus servicios dentro de la Escuela de Música Candelario Huizar, en donde actualmente es profesor.

Retoma La Típica

“Una vez nos visitó al Sindicato el que fue presidente dos veces, Jesús Sánchez García, y nos dijo que le gustaría que los músicos de aquí volvieran a retomar la música de la Típica… fue un comentario vago… pero un día abro la propuesta a unos compañeros y decidimos unirnos, finalmente teníamos los violines, solo era cuestión de conseguir un bajo”.

“Tenemos partituras del señor Benítez, que su señora muy buena gente nos pasó…nos damos cuenta que esos señores tienen mucho repertorio y sólo tenemos una mínima parte de lo que tocaban ellos…se habla de la existencia de tres típicas, entre estas la de Los Cochinitos…, las orquestas eran las de lujo y la típica era la popular”.

“Ahora es al revés, cuando contratan La Típica es para un evento más importante; en ella tocamos polkas, valses viejitos, como son Alejandra, Dios nunca muere, Sobre las Olas…Y lo que me llama la atención es que algunos clientes preguntan que porqué no las cantamos; la realidad es que no conocen cómo es este tipo de música; es para escucharse y estar conversando…”.

“Incluso para la música de Mariachi la gente era más conocedora antes, los clientes pedían canciones de grandes autores contemporáneos y nosotros con el afán de conservar ese cliente los estudiamos, ahora no se conoce de polkas o de buenos autores; sólo piden canciones rancheras y corridos”.

“También los músicos nos preparábamos… antes de una presentación nos juntábamos a ensayar o por las tardes… ahora ya no es posible porque ser músico no es suficiente y es necesario tener otro trabajo para subsistir, ya que prácticamente solo seis meses del año hay trabajo”.

Los músicos, pilar importante de la economía del municipio

A pesar de la disminución laboral para el sector musical, se estima que 450 familias en promedio viven de la música en este municipio, lo que señala que además del comercio y de los empleos que genera la presidencia, es la música uno de los oficios que proporciona mayor cantidad de empleos en Jerez.

Al respecto Miguel de la Rosa señala que, “nosotros somos formadores de músicos, porque es lo que casi produce Jerez, músicos… a los jóvenes les atrae mucho aprender a tocar los

instrumentos de Banda… ingresan a la escuela de música pero no acaban sus estudios, empiezan a sacar dos o tres canciones, los llaman de las bandas, empiezan a agarrar dinero y descuidan su aprendizaje en la escuela”.

A diferencia de años pasados, ahora no es tan lírico el oficio de la música, resaltó Miguel de la Rosa, “cuando menos la mayoría de los jóvenes conoce el pentagrama, lo que sumado a la constancia y la experiencia que adquieren, ubica a Jerez dentro y fuera del estado, con cierto prestigio en cuanto al ámbito musical”.

“…El municipio apoya a la escuela de música, pero si hubiera más apoyo, los muchachos se preparaban y podrían cobrar más, habría más músicos profesionales…”, recomienda Miguel de la Rosa al siguiente gobierno.

El Mariachi Internacional ha grabado dos discos y otros más en acompañamiento con cantantes de la región; durante su trayectoria han pasado diversas vivencias, algunas gratas otras peligrosas como haber protagonizado dos accidentes, además de padecer insultos y hasta golpes que muchas veces originan clientes en estado etílico: “como sucedió en un palenque de Durango, en donde un viejo nos agarró a trancazos, luego de reclamarnos que solo íbamos a llevarnos el dinero; mientras a nosotros nos estaban golpeando, otro compañero jugaba aguilitas con otros en el corredor del palenque, cuando ya acabó la pelea, le dijimos, que de perdido hubiera acudido para que nos tocaran menos golpes…”.

Miguel de la Rosa ha recibido muchos reconocimientos y diplomas por su trayectoria, además es generador de ideas siempre en busca de brindar un mayor al género musical que desempeña como sucedió con el Festival del Mariachi, proyecto que expuso a la Parroquia San José Obrero, quien fungió como organizador por algunos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *