Inquietud en Jerez por “payasos asesinos”

Por Raúl Bañuelos

payaJerez no se escapa de la psicosis que se ha generalizado por la presunta aparición de payasos asesinos en el país, al grado que madres de familia han enviado mensajes a este semanario para cuestionar sobre la veracidad del fenómeno que las mantiene inquietas, pues desde hace quince días empezó a  correr el rumor de que ha habido muertes de niños en la capital del estado y que por las noches este tipo de bufones recorren las colonias para hacer entrar en pánico a la población.

Hace apenas dos días un amigo recibió una llamada telefónica para ser advertido «que se anduviera con cuidado», que porque, en las noches, una persona vestida de payaso rondaba las instalaciones de la feria en Jerez, a lo que él le respondió «que se iba a hacer de un palo por si lo llegara a ver».

Esta clase de sospechas se están apoderando de la tranquilidad de los ciudadanos y nos hacen recordar los años 90 cuando el mito del chupacabras obligó a muchas personas a encerrarse en sus casas ante el miedo de poder ser atacados por el fantasioso animal, aunque éste, se decía, únicamente iba tras las ovejas.

Durante ese tiempo, si bien no dejó de ser una simple historieta transmitida de boca en boca y alimentada además por la televisión, alguna gente tomó sus precauciones en Jerez y no faltó aquélla persona que por las noches atrancara las puertas de sus casas ante el temor infundado de que incluso el chupacabras se ocultaba en el cerro de La Campana y que cada día se acercaba más y más a las colonias del municipio.

Otro invento similar ocurrió en esa misma década cuando se anunció que un grupo numeroso de cholos llegarían al pueblo en motocicletas para sostener una batalla campal entre grupos rivales. Según testimonios de los propios compañeros de la prensa, el rumor tuvo tanto alcance que la feria de primavera que se celebraría en esa época se vio afectada en su desarrollo.

Hoy, gracias al poder del internet, sobre todo del facebook, y teniendo como tierra de cultivo el poco criterio de muchas personas, imágenes de los payasos terroríficos inundan las redes virtuales y los avistamientos de estos presuntos delincuentes en tierras zacatecanas son ya reproducidas por personas con mentes sensibles, quienes han llegado a tomarse enserio el posible surgimiento de un nuevo problema social.

Hablar de los “payasos asesinos” viene siendo un tema  muy comentado en los últimos días en el mundo entero, y todo surge a raíz de una moda que apareció en Estados Unidos, en el mes de agosto, donde personas que se disfrazan de payaso siguen causando temor en los transeúntes con el propósito de sacarles un susto, tomarles video  y subir esas imágenes al internet.

Sin embargo, los protagonistas de esas bromas pesadas ahora están en el ojo del huracán; precisamente quienes han tratado de copiar esta tendencia  americana han sido agredidos por la misma gente fastidiada de vivir en medio de la inseguridad. Pero también preocupa el hecho de que personas que se dedican al oficio del entretenimiento, atrapados en su colorida vestimenta, se vean expuestas a recibir golpes por parte de sujetos que reaccionan bajo un instinto asediado por la gran carretera de la imaginación que nos ofrece el internet.

No es un asunto menor este río de rumores que siguen corriendo en el estado. Ya el vocero de la Secretaría de Seguridad Pública en Zacatecas, Marco Antonio Vargas Duarte, ha hecho el llamado a la población para que, en caso de que detecten a personas que se lleguen a disfrazar de payaso con el fin de motivar el miedo en la sociedad, pide que sean reportados de inmediato al Sistema de Emergencias 911 para así tomar las acciones pertinentes. Y tan es un tema que ha disparado la atención de la gente, que ya los mismos diputados de la LXII Legislatura han emitido un exhorto a las autoridades correspondientes para que se les brinden garantías de seguridad a quienes ejercen el oficio de payaso como objetivo de sobrevivencia.

El consejo para usted es que no pierda su tiempo ni se atormente por  este tipo de distracciones; el internet tiene sus ventajas pero puede convertirse en una herramienta letal cuando se llega a creer todo lo que ahí se difunde.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *